Mamás emprendedoras

¡Hola! Las mujeres somos sinónimo de fuerza, pues solemos buscar las soluciones a todas las adversidades. Esa es nuestra principal característica, no sucumbir ante los problemas por eso somos excelentes madres.

Hay una creencia limitante que se encuentra arraigada en muchas sociedades y es que las mujeres solamente pueden ser amas de casa y criar hijos. Y la verdad es que podemos ser eso y mucho más, en realidad, podemos ser lo que nos propongamos ser como mujer. Los límites solo nos los ponemos nosotras y si los pone la sociedad, es nuestra decisión como mujer aceptarlos o no. 

Hay millones de ejemplos de mujeres que son capaces de cumplir con más de dos roles en sus vidas. Pues, somos capaces de desenvolvernos de excelente manera en lo que nos propongamos sin descuidar nuestros otros deberes. Esta capacidad de multitarea, nos diferencia de los hombres y es una de nuestras principales habilidades. Así que úsala.

Un claro ejemplo, son las madres trabajadoras, empresarias o emprendedoras que aparte de cumplir con su rol de madre, representan una fuente de ingreso económico en sus hogares mediante sus trabajos. Una tendencia y una buena idea que te doy como mujer, es emprender tu propio negocio.

Sí, puedes ser una mamá emprendedora, dueña de su propio comercio físico o digital. Esto aumentará tus niveles de autoestima, productividad, tus ingresos económicos y te ayudará a alcanzar la independencia financiera que todas deseamos. 

Siguiendo el ejemplo, muchas mamás han emprendido sus propios negocios alrededor del mundo y han contado sus testimonios. Puedes buscarlos en internet. Sin embargo, por otra parte están los datos que no mienten, según un informe elaborado por expertos en España, se encontró que alrededor de 9 mujeres inician negocios por cada 10 hombres, lo que significa que el emprendimiento femenino es una realidad.

Las razones para ser una mamá emprendedora son muchas, al comienzo puede ser difícil, pero ¿esto te va a limitar? No lo creo, puedes con eso y mucho más.  Además, ser tu propia jefa hará que no tengas que planificar tus horarios de acuerdo a  jefes de oficina tediosos e inflexibles con su personal. Tendrás más tiempo para ti y tus hijos. 

El ser madre no tiene porque ser un obstáculo en tus sueños sino todo lo contrario, tus hijos deben ser la inspiración y la motivación que te lleven cada día a superarte más. Recuerda que este esfuerzo también se traduce en mejores ingresos económicos, algo que beneficia a todos en el hogar y a ti te hace más independiente en lo personal.

Como madres es importante siempre dar el mejor ejemplo a nuestros hijos y siendo emprendedora y madre a la vez, es uno de los mejores ejemplos que puedes darles a tus hijos y a la sociedad ¿Por qué? Porque el emprendimiento es el camino a seguir para que el empoderamiento femenino sea real. 

¡No lo olvides, emprender es una manera más de empoderarte como mujer! Nunca debes perder el deseo por superarse personalmente, rompe los estereotipos y sé una mamá emprendedora.