EMPRENDIMIENTO FEMENINO EN MÉXICO

En los últimos años, la lucha por la igualdad de géneros o bien los derechos de la mujer, ha ganado mucha popularidad. Sí, vale la pena resaltarlo porque en algunos pocos lugares del mundo, todavía algunos ideales perjudican por completo los derechos de la mujer, por ende, vale la pena celebrar y reconocer los logros en el resto del mundo.

¡A continuación hablaremos un poco sobre cómo funciona el emprendimiento femenino en México; a decir verdad, es un placer destacar que este país más allá de su gran población, cada vez incrementa los números de mujeres que deciden emprender su propio negocio o desarrollar una marca en particular!

Para repasar un poco la historia, es un hecho que social e históricamente las mujeres tuvieron muchas responsabilidades impuestas sobre todo relacionadas al trabajo doméstico, lo que en gran parte significaba que tuviesen poco tiempo para actividades externas al hogar. En los últimos años y gracias a la unión de varios factores determinantes, en la actualidad resulta mucho más común conocer nuevas emprendedoras.

Señalando específicamente el flujo del Emprendimiento Femenino en México, según datos de expertos, se observó que para el año 2019, 2.6 millones de las personas que desarrollan un nuevo negocio o empresa, más de 500 mil son mujeres que en su gran mayoría, tienen entre 30 y 59 años.

Tras los cambios que ha tenido el mundo después del 2020 (incluyendo la pandemia), incrementaron considerablemente los emprendimientos pequeños y grandes, a pesar de que aún hay reflejos de la brecha de género, la misma globalización y la flexibilidad de tiempo que ofrece el emprendimiento, han permitido que los emprendimientos bien trabajados ganen un buen posicionamiento dentro de las competencias locales.

Un dato interesante es que la mayoría de las mujeres que crean negocios, deciden que su equipo de trabajo esté conformado en mayor parte por mujeres, aunque no se trata de una competencia directa en contra del género masculino, es una manera de alzar la voz para que las mujeres sean reconocidas en la sociedad como ‘’mano de obra’’ útil y eficiente.

Las motivaciones para que las mujeres desarrollen sus propios negocios pueden ser muy variantes, algunas han asumido un rol de padre y madre dentro de su familia así que eso termina convirtiéndose en un motor para incrementar su creatividad, en la mayoría de los casos, es un paso adelante para generar un progreso dentro de las finanzas personales y familiares.

En cuanto a la variedad de emprendimientos, a pesar de que México es un país muy grande, en los Censos Económicos realizados en el año 2019 se demostró que dentro del mercado Méxicano 19 de cada 100 establecimientos nuevos son locales tipo restaurantes o asociados a los alimentos (y cabe destacar que tienen con qué porque la gastronomía mexicana sigue destacando entre las favoritas de América).

En definitiva, a pesar de todos los detallitos que se ven en cualquier parte, podemos concluir que México es un territorio que sigue avanzando en pro de que las mujeres sigan ganando facultades y aportar sus ideas al desarrollo del país.